Instalan contenedores para colillas de cigarro en las playas de Mazatlán

En los últimos años se ha hecho un esfuerzo para reducir el uso de popotes para así evitar su llegada al mar, pero poco se ha hecho para reducir la cantidad de colillas de cigarro que llegan a las playas y océanos.

De acuerdo con un estudio las colillas de cigarro es el principal desecho encontrado en las playas, seguido por botellas desechables, envoltorios de comida, bolsas de plástico, tapas de plástico, popotes, Botellas de vidrio, otros plásticos y empaques de unicel.

Orillas sin colillas

La Dirección de Ecología Municipal colocó 50 portacolillas en las playas de Mazatlán, están hechos con latas recicladas, decoradas a mano y donadas por estudiantes del colegio Begsu.

Estos contenedores se instalaron en las playas Pinitos, Playa Norte, Zona Dorada, y en la Isla de la Piedra.

Es de suma importancia evitar que las colillas lleguen a las playas ya que estos pequeños desechos tardan hasta 10 años en degradarse, y si quedan entre la arena probablemente llegarán al mar, al llegar se convierten en una amenaza para los océanos y para especies marinas.

Una simple colilla en el mar puede confundirse con alimento y en lugar de terminar en un contenedor irá a la garganta o el estómago de algún ser vivo. Además desprenden gases altamente contaminantes en pequeñas cantidades. 

Con información e imágenes de Son Playas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.