9 MARISQUERÍAS MAZATLECAS Y SU HISTORIA

Agradeciendo de antemano la información prestada por los conocedores. Hablar de la cocina mazatleca es analizar una variedad de sabores y aromas que van desde la comida casera hasta los restaurantes gourmet que han poblado la zona turística. Sin embargo, no cabe duda que los verdaderos embajadores de esta gastronomía, con permiso de las muy tradicionales taquerías, cenadurias y restaurantes del puerto, son sus marisquerías.

Solo habría que recorrer alguna ciudad importante del país o de nuestro vecino del norte y encontrarnos con el nombre de Mariscos o Marisquería Mazatlán para saber que sus dueños, su sazón o ambos provienen de este puerto donde en 2006 se rompió el récord del ceviche más grande del mundo, haciendo lo mismo en 2011 con el del cóctel de camarón. A continuación verás un poco de historia de algunas de las más tradicionales e importantes que al día de hoy siguen sirviendo sus platillos a los mazatlecos y sus visitantes.

1. Mariscos Rentería

el liguillasTambién llamada los Liguillas. Para muchos mazatlecos, la mejor carreta de mariscos del puerto es también la que más años lleva funcionando. Curiosamente frecuentada por figuras publicas del ámbito local y nacional, con una clientela que tampoco ha bajado desde que abrió en 1950, es el único negocio con estas características que se ha mantenido íntegramente como puesto callejero, a diferencia de otras que, si bien no han perdido la tradicional carreta, se han hecho con un local cercano para la comodidad de sus clientes.

2. Mariscos Bahía

mariscos bahiaEl mismo año que los Rentería, Alejandro Flores abriría la marisquería techada más antigua del puerto, naciendo como una necesidad social, ya que las carretas de mariscos se solían poner a la entrada de las cantinas, por lo que algunas familias se resistían a comer en ellas. Se dice que esta fue la primera en introducir el ceviche en sus comidas, como un acompañamiento gratuito al plato fuerte que constaba de ostiones, camarones, callos y otros platillos producto de la pesca local, como el pulpo, que en aquel entonces era una novedad, manteniendo como especialidad sus cócteles.

3. Shrimp Bucket

shrimp bucket

En 1963 nacería la marisquería con más años en servicio frente al mar, fundada por Carlos Anderson y Chuy Juarez, cuna del grupo Anderson’s y de otras cadenas de restaurantes como Señor Frog’s y Carlos’n Charlie’s. Su nombre se lo da la cubeta que los pescadores utilizaban para llevar sus refrigerios, la mayoría a base de camarón, mientras pasaban su jornada en mar abierto. El secreto de su éxito fue atraer a los turistas desde el primer momento, ofreciendo muestras de sus platillos en los barcos de pesca deportiva, invitándolos después a almorzar en el restaurante con café gratis.

4. El Guamuchilito

Guamuchilito

Nacería como una carreta de mariscos en 1979, tomando su nombre de un árbol de guamuchil, bajo cuya sombra se apostaban sus comensales. Con el paso de los años y la fama que comenzaron a ganar sus ceviches, ostiones y cueritos decidieron moverse a un local cerrado, como es natural, siguiéndole con el tiempo una sucursal en el mismo puerto. La mayoría de sus comensales le reconocen que ha sabido mantener la sencillez de una carreta, aunque su menú ahora cuenta con opciones que van desde los tradicionales mariscos hasta los cortes gourmet.

5. Los Arcos

Los Arcos

Cuando llegó esta sucursal al puerto en 1984, la reconocida cadena de Culiacán ya tenía siete años ganando su reputación en la capital del estado. Al ser la primera en abrir al lado del mar, ganó muy pronto la preferencia de los antiguos comensales, atrayendo inmediatamente a los nuevos, entre los que se encontraban personajes de la política y cultura regional, como el gobernador Francisco Labastida, en cuyo honor se nombró al platillo creado en este restaurante en 1986, cocinado por el dueño de la cadena y la cantante Lola Beltrán, los ya reconocidos tacos gobernador.

6. La Costa Marinera

Costa marinera

Tras dos décadas de dedicarse al servicio en diferentes restaurantes del puerto, José Ángel Cruz Tirado decidió levantar el suyo propio en 1988, sobre las arenas de la playa. La fama del chef ya se había consolidado para ese momento, creando la parrillada de mariscos más grande que se sirve en cualquier comedor del puerto, complementada con camarones, pescado, ostiones, pulpo y hasta ancas de rana. Los cantantes y agrupaciones en vivo, tanto profesionales como aficionados, es otra de las distinciones que tuvo esta marisquería desde sus inicios.

7. El Torito

El torito

La historia de éxito se volvería a repetir con esta marisquería que comenzó siendo carreta en 1992, convirtiéndose en un local apenas cuatro años después e instalando al poco tiempo un restaurante con capacidad para docientos cincuenta comensales. Dicen que con su sopa de mariscos atraían a personas desde las regiones rurales del puerto, aumentando su predilección por las campechanas y aguachiles. En 2001, con apenas nueve años existiendo, abrirían su sucursal en Los Cabos, a la que seguirían otras en ambos estados, siendo reconocida su cocina hasta por el New York Times.

8. La Puntilla

La puntilla

En 1994, en uno de los rincones de Mazatlán que a inicios del siglo XIX había servido para anclar a los barcos extranjeros, comienzan a funcionar los paseos turísticos que ahora cruzan la bahía y mares del puerto. En 1996, aprovechando la afluencia de turistas en el lugar, se empezaron a ofrecer bocadillos y refrescos que un año después darían inicio a esta marisquería. Ligado desde siempre a estos yates y catamaranes, en 2004 añadió el servicio de buffet, por el que sería más frecuentado por los lugareños, convirtiéndose así en una de las marisquerías más tradicionales del puerto.

9. El Muchacho alegre

El muchacho alegre

De todos las marisquerías abiertas en la última decada esta resalta a pesar de su corta trayectoria. Fundada por el prominente empresario Ricardo Valarde Cárdenas, miembro del grupo Bengala, en 2013, rescatando el local abandonado donde hace algunos años funcionaba el Puerto Azul, otra marisquería tradicional que fuera muy famosa entre los artistas locales y nacionales. En tan solo un par de años, desde este punto histórico del puerto, a un lado del icónico monumento al pescador, se ha expandido con dos sucursales, una en Mazatlán y otra en Durango.

Mención especial: El Cuchupetas

Mariscos el cuchupetasConsiderada la marisquería más conocida e importante de Sinaloa, donde se han sentado a comer tanto presidentes y gobernadores como importantes empresarios y artistas, a escasos treinta minutos del puerto, en el poblado de Villa Unión, se encuentra desde 1987 el Cuchupetas. Su fundador, el que le daría su sobrenombre, Manuel Sánchez Villalpando, es ya un personaje para su comunidad natal y el puerto, donde tanto puentes como unidades deportivas conservan su apelativo. Ha sido chef invitado en diferentes congresos nacionales y galardonado por su trayectoria en festivales regionales.

Autor: Fernando Meraz Fuente: DoceDiezMeraz.wordpress.com

DATOS-HISTORICOS comida-a-domicilio

6 Comments
  1. Un orgullo que el puesto de mi familia materna sea nombrado en este reportaje………Mi tia Elena Renteria, Tio Angel, primos y demas,…… …….. Mariscos Renteria “Los Liguillas”………..Saludos desde Tijuana.

  2. Barracrudas bueno? pues cuestión de gustos de plano (caro, malo y pésimo el servicio)! nada como el Changuirongo! y atendidos por la Vanessa, utsssss

  3. Para mí gusto un marisco extraordinario LOS POLINES muy buenos pero saben cómo deleitar a la gente con cualquier información del puerto y te dan servicio extraordinario sin olvidar la especialidad la CUENTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.