Top 10’s Canciones de Mazatlán

Una de las escalas con las que podemos medir el valor cultural e histórico de un pueblo es, sin duda, su repercusión en las artes populares, donde la música tiene un papel preponderante. Mazatlán no es la excepción ya que, como otros lugares de México, marca su propio ritmo al tiempo que se adapta a las nuevas necesidades de quienes lo pueblan y lo visitan, engalanándose con estruendosas melodías, letras que relatan de diferentes modos sus hechos y características. Podemos contar más de una veintena de composiciones que se inspiran directa o indirectamente en el puerto, de las cuales tomamos las primeras diez que por su influencia e importancia en la identidad local, su trascendencia en la historia y geografía del genero, sobresalen de entre las otras para darnos una idea de que se habla en música cuando hablamos de Mazatlán.

10. Nació mi Mazatlán, Manuel Tirado


A manera de lección de historia local, esta composición que se hiciera famosa desde los inicios de la radio en el puerto tuvo su debut con el primer cantante de banda que grabó su voz, Gabriel R. Osuna, padrino de otros músicos como Cruz Lizarraga. En su letra nos recuerda al legendario fundador de Mazatlán como puerto residencial y el singular significado del venado para los lugareños que, según el autor, nos dejo más que un gentilicio, una forma de vivir y ver la vida.

9. Carnaval mazatleco, José Ángel Espinoza Ferrusquilla


Cual marcha regional, esta obra inspirada en la principal fiesta del puerto nace con la unión de dos hombres que llevarían la música de la región a la posteridad: el compositor Ferrusquilla y el cantante Luis Pérez Meza. No muy alejada de la canción ranchera, en la cual su autor había afilado la pluma, nos describe con la tuba y unos versos casi infantiles el rustico carnaval de mediados del siglo pasado, cuando mazatlecos y pueblos vecinos eran sus únicos concurrentes.

8. Cita en Mazatlán, Pepe Guizar


Si bien el puerto y sus cercanos poblados conforman la cuna de la tambora sinaloense, el mariachi con su canción ranchera, genero nacional por excelencia, también se inspiraría en estas costas para obsequiarle un tema en manos de uno de sus mejores autores. En ese viajero solitario que retorna a esa playa, frente a la que pacto su vuelta, encontramos el primer atractivo turístico que el puerto ofrece a las primeras oleadas de visitantes, un rincón bohemio y escondido a orillas del pacifico.

7. La fuga de Mazatlán, Saul Viera


También conocida como Presidio de Mazatlán, corresponde a la tercera generación de corridos con música norteña, llamados narcocorridos, cuyo genero dejo este tema en el puerto como preámbulo para lo que sucedería en las siguientes décadas. Aunque el único lugar que se menciona del puerto es la penal que se encuentra a las afueras y que, cabe señalar, tiene fama de ser muy poco segura, dio un tono muy diferente a la música que se había escuchado en estas tierras hasta ese momento.

6. De Mazatlán a Acaponeta


La banda, fusión musical de instrumentos alemanes y ritmos sinaloenses, ya era conocida en estas tierras desde principios del siglo XX, mucho antes de que sus principales agrupaciones integraran letras a sus arreglos. Esta pieza instrumental estaría dedicada al puerto que les brindó sus primeras oportunidades a los grandes exponentes del genero, volviéndola obligatoria en el repertorio junto a otras como El niño perdido y El muchacho alegre, festiva como el temperamento de aquellos mazatlecos.

5. Hotel El Cid, Colmillo Norteño


Para pesar de muchos amantes de la tradicional música de banda, en los últimos años la cultura sinaloense y sus expresiones artísticas reaccionaron ante los cambios sociales y políticos que se vivieron en la región, dando lugar a canciones como esta, criticadas sobre todo por su violencia y dudosos valores. Sin embargo, fuera de cualquier gusto personal, esta creación narra una realidad que trasciende y le da una nueva fama al puerto, aunque esta no sea apta para el turismo.

4. Noches de Mazatlán, Gabriel Ruiz


Proveniente de la época de oro del cine mexicano, tema principal de Cuatro noches contigo dirigida por Raúl de Anda. Luis Aguilar sería el primero en cantarla en esta cinta de 1951, donde interpreta a un hombre que ayuda a la hija del gobernador (Elsa Aguirre) a escapar de su autoritario padre (Domingo Soler), pasando dos de esas noches en aquel puerto donde el Cerro de la Nevería se ve despoblado y los principales hoteles estaban en Olas Altas. Composición poética, propia de esta glamurosa era. La música fue escrita por Gabriel Ruiz y la letra por el Poeta Gabriel Luna de la Fuente.

3. Soy marinero de Mazatlán, Chema Dávila


Así como uno de los mayores símbolos escultóricos del puerto es el Monumento al pescador, no podía faltar una loa para esas personas que conviven con el poderoso mar para sostener el pilar más antiguo de Mazatlán. En palabras de su autor, escritor y político nacido en estas costas, esa misma búsqueda de alimento y sostén siempre serán aderezados por aquel canto colectivo que lanzan tanto los marineros como sus familias, amigos y todo aquel que los espere de vuelta al orgulloso muelle.

2. Corrido de Mazatlán, José Alfredo Jimenez


Canción de un fuereño que pasó sus mocedades en el puerto. Con banda o guitarra, dado que el mismo autor la grabó en ambas versiones, esta pieza es para bailarse mientras se endulzan las virtudes de hombres y mujeres mazatlecas, fanfarria aparte, la catedral, el malecón -cuyo Paseo del Centenario debía ser su joya principal- y esas típicas arañas que hace tiempo dieron paso a las no menos típicas pulmonías y aurigas. Sin duda la canción más popular de la lista.

1. Mazatlán, Gabriel Ruiz


Canto al amor, aquel que se da a orillas de la brisa marina y la música de las olas al romper en la arena, logrando un sentimiento que lo contiene todo hasta unirlo en lo más profundo del corazón. Aunque no tan conocida y festiva como la anterior, esta brilla por el contraste bien logrado entre su sutil encanto, lento y bohemio, junto a esa música embriagada por el danzón tropical que trascendió su época y su primer estilo haciéndola un himno para el mazatleco enamorado, no solo de su amor soñado, sino del profundo mar que acuna sus pasiones.

6 Comments
  1. Hay que bonito…. corrido a Mazatlán de Jose Alfredo. Si viviera lo contactaría para con su permiso llamar aesta canción EL GRAN ORGULLO DE SER DE MAZATLAN, así como Dos Corazones es mas conocida como GRACIAS

  2. MAZatlan, combinación unica de PLAYAS doradas, CULTURA Mexicana, AMBIENTE Festivo con servicios de ciudad de tamao mediano que la hace el lugar ideal para disfrutar LA BUENA VIDA

  3. Mazatlán tiene la mas espectacular puesta de sol “a Million ndollar View” dicen los Salty feetsPatas saladas de Estados Unisos que han hecho de Mazatlán su hogar)) que se puede, que digo DEBE disfrutar con 3 cosas de aquí de Mazatlán: Camaróm pá pelar, Cerveza Fría y Musica de Viento

  4. Creo que es excelente el propósito y la selección¡¡ pero valdría la pena que se consideraran unas de las mas populares es la de Mazatlán Ay mi Mazatlan..de Mike Laure y El Gallo Alazán de Antonio Aguilar….. si valen la pena..pues considerarlas

  5. Un felicitación personal a los encargados de esa sección, pagina o dirección. Es un espacio de promoción cultural y como tal, voy a hacer el siguiente comentario. Son magnificas, muy bellas canciones; donde se resaltan los valores de una ciudad tan hermosa como Mazatlán, solo que me parece deben de integrar un tema de excelsa cualidad del gran El Negrumo Enrinque Sánchez Alonso, Mi lindo Mazatlán toda una joya, creo que no le hace bien esa de la fuga de Mazatlán resaltar los valores de la narcocultura y los valores de burlar a una sociedad cansada de violencia de la canción de la fuga de Mazatlá. Otra canción que deben incluir es: Los invito a Mazatlán de Gabriel R. Osuna interpretada por la Banda del Recodo en la música y Las hermanas Huerta.
    Un saludo.

    • Muy cierto ya basta de enaltecer la violencia!
      Con tan excelsa belleza dice la canción “hasta un pobre se siente millonario”.
      Nací en Mazatlán, pero el destino hizo que lo conociera 15 años después! Y a esa edad me sentí superorgullosa de ser mazatleca, solo espero que el destino me recompense quedando en sus playas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *