Top 10 símbolos Mazatlecos

En las tradiciones , cultura y forma de pensar de los Mazatlecos existen símbolos que nos hacen decir ” Yo soy de Mazatlán”  cuando los recuerdas. Este es un conteo donde en orden de importancia forman parte de el Orgullo de ser de Mazatlán ,y que de una u otra manera nos unen y nos recuerdan que somos Mazatlecos.

10. Banda

Innumerable investigadores consideran al puerto y municipio de Mazatlán como la cuna de este genero musical. Los alemanes que se mudaron a estas costas en el siglo XIX trajeron consigo los instrumentos y el ritmo característico de sus tierras, lo que originó, entre el pueblo llano, una traducción regional que sería la tambora Sinaloense, después conocida como banda. Con el tiempo rompió las fronteras regionales y llegó a otros lugares de Sinaloa y de México, probando en ellos éxito comercial.

9. Camarón

La gastronomía típica de Mazatlán se basa principalmente en la pesca, principalmente en los mariscos, principalmente en el camarón. Quizá no exista otro lugar en México donde este ingrediente inspire el mismo numero de platos como lo hace en el puerto. Desde botanas como el ceviche, empanadas y tamales hasta platillos más elaborados como caldos, al mojo de ajo o estilo emperador, sin olvidarnos del famoso aguachile. No por nada en el 2012 diferentes chefs locales y nacionales buscaron que se reconociera a Mazatlán como la capital mundial del camarón.

8. Faro

Faro-mazatlan

En funciones desde los inicios del puerto, en lo que fue un isla, ahora cerro del Crestón, un punto de encuentro tanto para lugareños como turistas. Utilizado alguna vez como sello oficial del ayuntamiento, corre el mito de ser el faro natural más alto del mundo -en realidad esta en el quinto lugar- lo que si es seguro es que es el faro natural en operación más antiguo después de que el del peñón de Gibraltar terminó sus funciones. Desde su cima se alcanzan a apreciar las longitudes del puerto y su relieve hasta llegar a la Sierra Madre Occidental por un lado y el inmenso mar por el otro.

7. Centro histórico y Catedral

Ambos del siglo XIX, testimonios de una época de esplendor en que el puerto fue conocido como la Atenas de Occidente por su élite comercial principalmente europea. La Catedral, pese a no tener las magnificas extensiones de otras en México, cuenta con una arquitectura única por su eclecticismo e, inclusive, un subversivo ecumenismo con sus imágenes cristianas, estrellas de David judías y ventanales moriscos al puro estilo islámico. Con su teatro, museos, eventos culturales y edificios antiguos que albergan librerías, cafés, bares y restaurantes, el centro histórico mazatleco ofrece algo distinto a cualquier otro puerto del Pacifico mexicano.

6. Malecón

malecon

Desde la Puntilla hasta el Nuevo Mazatlán esta conformado por 21 km. divididos en nueve secciones y una serie de playas, monumentos, hoteles, restaurantes, bares, discotecas y puestos ambulantes, que lo hacen uno de los malecones más largos del mundo. En el se encuentran otros símbolos muy identitarios para los lugareños como son el clavadista, con su bandera y explanada, el cañón del fuerte 31 de marzo, que conmemora la victoria sobre la armada francesa en tiempos de Maximiliano, la Alegoría Marina, mejor conocida como los Monos Bichis, y el Fiesta Land o Valentinos, donde comienza la Zona Dorada.

5. Carnaval de Mazatlán 

carnaval de mazatlan

Quizá la razón por la que el malecón busque mantenerse en buen estado cada año sea por los arreglos del festival más popular y antiguo del puerto. Desde 1898 que se viene organizando oficialmente, aunque hay noticias de que una versión más improvisada se daba desde 1827. Hubo quién dijo que en Mazatlán el tiempo se debía contar en carnavales, al modo de los griegos con sus olimpiadas. Una Reina del carnaval preside el festejo, seguida por el Rey de la Alegría, tras ellos la Reina de los Juegos Florales, representante de los eventos culturales y artísticos del evento y una Reina infantil, todos sobre sus carros alegóricos en el desfile de muchos otros con sus comparsas y fuegos artificiales.

4. Cerveza Pacifico 

Cerveza-Pacifico

Otra herencia del viejo Mazatlán, de manufactura originalmente alemana, empieza su historia en 1900 cuando otras marcas locales quisieron alcanzar la gloría antes de que llegará la competencia extranjera. No es extraño encontrar su publicidad desde grandes espectaculares, lonas en eventos deportivos y culturales, sillas, mesas, transportes públicos, tiendas, marisquerías y bares, además de la clásica botella o ballena que la contenga. Tras su adquisición por el grupo Modelo en 1954 ha llegado a cada región de México, Estados Unidos y Canadá, siempre manteniendo en su sello el mar y el faro de Mazatlán.

3. Pulmonía

pulmonia

Nacida de la combinación entre ingenio y necesidad, inspirada en los carritos de golf que comenzaban a verse en los clubes de la Zona Dorada, llega como el transporte idóneo para el clima tropical que los visitantes no acostumbraban tanto como los mazatlecos. Aparecida por primera vez en 1965 y desbancando rápidamente a las arañas que habían circulado por Mazatlán desde principios de aquel siglo -las cuáles después introdujeron la auriga, una versión camioneta de la pulmonía-, no tardó en convertirse en un elemento distintivo de la imagen urbana del puerto. Hace algunos años se ganó, junto con la cerveza pacifico, un lugar entre los monumentos icónicos del malecón.

2. Venado

Quizá el sello por antonomasia más representativo para los mazatlecos, irónico, pues hace mucho tiempo que el venado dejo de abundar por estas tierras como dice el propio nombre del puerto. Lo encontramos en el escudo del municipio, en el sello del ayuntamiento, como monumento desde los 70’s en el casco antiguo del malecón, esta en el logo del equipo local de béisbol, la cadena de farmacias más numerosa de la localidad y el hotel que comenzó la historia del turismo a gran escala en Mazatlán. No es de extrañar que cuando el monumento del venadito sobre Olas Altas desapareció de su pedestal para ser arrastrado y destrozado por las calles, la cárcel fue lo menos que pidieron los indignados mazatlecos para el grupo de jóvenes impulsivos que trataron de jugar a los vándalos.

1. Corrido de Mazatlán

Escrito por José Alfredo Jimenez mientras recordaba los días en que invirtió su juventud al servicio del turismo en el puerto. Rememora lo que Mazatlán fue en aquellos años de tranquilidad, cuándo no había diferencia entre sus calles y las de cualquier pueblo de la sierra, apenas con los recuerdos de la grandeza decimononica. Alegre, optimista en el amplio sentido de la palabra, es imposible no dejarse llevar por el leve y bello engaño que nos ofrece, aun cuando el cincuenta por ciento de la letra habla de cosas que ya no existen. Sin duda se han escrito muchas canciones inspiradas en este puerto y las aguas que lo bañan, muchas de ellas muy hermosas y, quizá, más poéticas que la que aquí se enumera, sin embargo esta es por mucho la más representativa, famosa y con la que indudablemente propios y extraños recuerdan con nostalgia el gran orgullo de ser de Mahatlán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *