Teatro Ángela Peralta

El teatro Ángela Peralta fue inaugurado Oficialmente el 6 de febrero en 1881 con el nombre de Teatro Rubio el cual contaba con 1366 localidades y los mejores adelantos de la época.

Desde su apertura a 1940, el teatro Rubio fue escenario de todo tipo de manifestaciones culturales y espectáculos, también durante un tiempo para eventos carnavaleros de cómputo realizados para elegir a las reinas y para bailes de mascaritas.

El acontecimiento más importante registrado en la historia del teatro, curiosamente no sucedió en él, sino en el Hotel aledaño. En agosto de 1883, se presento la Compañía Italiana de Ángela Peralta “El Ruiseñor Mexicano” para ofrecer una función de opera; sin embargo, la diva no pudo cantar porque se había contagiado de fiebre amarilla a bordo del barco en que arribo, muriendo a los pocos días en la en el cuarto número 10 del Hotel Iturbide, localizado a un costado del Teatro. Esa muerte marcó la historia del teatro y la de la vida cultural de Mazatlán.

En 1943, el Teatro Rubio se convirtió en el Cine Ángela Peralta, mismo que operó hasta 1964. Luego, el edificio permaneció cerrado por cinco años. Ya deteriorado y en franco abandono, fue utilizado para presentar un espectáculo de Burlesque, durante el carnaval de 1969.

El edificio al paso destiempo se fue degradando; de casa de opera a teatro, a cine, vaudeville, escenario de rumorosas fiestas carnavalescas, luego se adapto como arena de Box; ya con el nombre de Ángela Peralta, que adquirió en 1943, se destino a sala cinematográfica para terminar en taller de pulmonías.

En 1987  las autoridades municipales decidieron rehabilitar el inmueble. Así inició el proceso de reconstrucción, que incluyó la negociación para la adquisición del inmueble. Final y felizmente los trámites y la remodelación culminaron el 23 de octubre de 1992 cuando, por tercera vez, fue inaugurado este teatro

El 19 de diciembre de 1990 por decreto presidencial el Teatro Ángela Peralta el Teatro fue declarado Patrimonio Histórico de la Nación. El Presidente de la república lo reinauguró solemnente el 23 de octubre de 1992.

Nuestro Teatro tiene varias peculiaridades; al transponer el pórtico tradicional de ingreso, característica de los edificios del siglo XIX, se llega a un patio abierto presidido por una bellísima fachada neoclásica rica en ornamentación, en la que sus muros curvos se manifiestan la forma de herradura de la sala.

Esto es un poco de historia de lo que a tenido que pasar nuestro Teatro Ángela Peralta para seguir en pie y albergar los numerosos eventos que se llevan a cabo aquí cada año, la cartelera se puede consultar en el sitio web de cultura Mazatlán.

fuente: http://www.mazatlan.gob.mx/modules.php?name=News&file=article&sid=286

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *