La Carpa Olivera – Alberca de Mar en Mazatlán

La carpa Olivera fue construida en 1914 por el empresario extranjero Antonio Olivera, la carpa se convirtió en un lugar de recreación y esparcimiento, donde tanto las familias mazatlecas como las visitantes, acudían a convivir y pasar un buen rato en la famosa alberca de mar, una de las 7 que existen en el mundo.

La Carpa Olivera fue renovada en el 2004 y ahora en 2015, debido a que el poder del mar y la falta de mantenimiento realizan el deterioro de la misma. A la Alberca de Mar que es lo único que todavia existe de este lugar también se le conoce con el nombre de Las Pilitas

Historias de la Carpa Olivera

carpa Olivera

Herberto Sinagawa Montoya en su columna nos narra una historia que se tienen a la Carpa Olivera como escenario de esta historia de Miguel Valadez Y Carlos R. Hubbard

“Don Carlos R. Hubbard, con su simpatía y su don de gentes, con su chispeante filosofía de la vida, me llevó de la mano a la mítica Carpa Olivera que se abrió en 1915 y se cerró en 1957.

Por esa mágica Carpa Olivera, que tenía la forma de un trasatlántico, desfilaron las figuras de ese tiempo como Pedro Infante, Avila Camacho, Alemán y Ruiz Cortines. Bajo el influjo de la Pacífico y de una buena tambora de por el rumbo de Concordia fueron memorables las borracheras de los generales Ramón F. Iturbe, Juan Carrasco, Ernesto Damy y Guillermo Nelson. No podía la Carpa Olivera quedar excluida del plan de descanso de cualquier turista y fue ese “centro social” el eje de intrigas políticas y de alianzas comerciales y cemento que amacizó más de algún romance.

Antonio Olivera, un chileno que había sido chef en un trasatlántico, ideó un lugar de esparcimiento inspirado en uno que vio el Lisboa, donde las albercas eran alimentadas por el brusco vaivén de las olas.

interior carpa olivera

Qué marisco no se podría disfrutar allí sin la compañía indispensable de una Pacífico y una botellita de salsa de La Guacamaya. Recuerdo al bar del hotel Belmar: -A la Pacífico sólo le falta un grado para ser carne. ¡Salud!

Fue en la Carpa Olivera donde Armando Arce Gordillo, conocido, simplemente, como el Mamucas aprendió las primeras letras del buen comer. Soñó allí con tener un negocio propio y lo consiguió luego de muchas travesuras de la buena suerte. Nacieron así los camarones “al Mamucón”, y los ostiones “al Chamucho”.

Ubicación de la alberca de mar en Mazatlán

La Carpa Olivera se ubica en Olas Altas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.